Saltar al contenido

¿Cambio electrónico o mecánico?

En los últimos tiempos el cambio electrónico en bicis de carretera ha ido ganando terreno. Cuando antes era motivo de  comentarios en la grupeta ahora ya sólo tenemos un pensamiento pasajero en la mente: «otro con cambio electrónico».

La verdad es que, a parte de modas, el cambio electrónico ha llegado para quedarse. Y aún hay ciclistas que se niegan a utilizarlo y quienes después de probarlo ya no quieren otra cosa. Pero ¿realmente existen tantas diferencias entre un cambio electrónico y mecánico? Desgranamos todas la curiosidades y diferencias principales que existen entre unos y otros.

El peso de los cambios electrónicos frente a los de sierga

El peso es sin duda un aspecto que nunca dejará de preocupar a todos los ciclistas. Ya sean aficionados o pros, pasando por los que simplemente empiezan en este mundillo. Por eso lo nombramos en primer lugar.

Las principales diferencias entre un grupo electrónico y uno mecánico son la existencia de batería y motores en el primer caso y siergas de acero y fundas mucho mas pesadas en el segundo. Estas diferencias hacen que un grupo electrónico de la misma gama que uno mecánico pese más.

En la siguiente tabla comparamos dos grupos con sus principales componentes para hacernos una idea mucho mas fiel.

Otros artículos de interés: 

Comparación de Shimano Dura Ace mecánico vs Dura Ace electrónico (Tipo de freno normal de sierga, no hidráulicos)

Manetas: 365 gr vs 230 gr. Aunque parezca increíble, las electrónicas son 135 gr. mas ligeras, ya que carecen de un complejo mecanismo y tan sólo dispone de un par de pulsadores. Lo cual la hacen mucho mas ligera que su hermana mecánica. Mucho tendrá que remar el grupo mecánico para superar esta increíble cifra.

Cambio trasero: 158 gr vs 197 gr. Tan sólo 39 gramos separan al cambio mecánico del electrónico. Una ligereza más que lograda. Los primeros cambios eran mucho mas voluminosos y pesados.

Desviador delantero: 70 gr vs 104 gr. 34 gramos de diferencia son los que resultan de la comparación de pesos entre desviadores. Difícilmente se podía colocar un motor tan potente como lo son los de los desviadores con un peso tan bajo.

Con estos tres componentes, contra todo pronóstico, el grupo electrónico encabeza la lista siendo el mas ligero.. Pero aún nos quedan cosas por pesar… ¿Quien ganará la batalla?

Cableado: 175 gr (aprox.) vs 120 gr (aprox.). En este caso existe una razonable diferencia de peso ya que el cambio electrónico carece de sierga de acero y su funda. Tan solo utiliza un cable eléctrico que es mucho más ligero. En cambio los frenos funcionan igual y pesarían lo mismo uno y otro.

Conexiones y Batería: 0 gr vs 50 gr. Si, ha salido el gordo de la lotería y el premio es de solo 50 gramos. Con una gran autonomía la batería integrada de Shimano solo pesa 50 gramos y por el momento hace que el grupo electrónico siga encabezando la lista del mas ligero de la comparativa.

Centralita y conexiones: 0 gr vs 20 gr. La centralita, necesaria en el grupo electrónico, pesa solo 11 gramos.

El resto de componentes pesan igual: cassette, bielas, cadena… Y después de ver esta comparación de pesos la lista quedaría así:

Grupo mecánico: 768 gr

Grupo electrónico: 721 gr

La obtención de baterías cada vez mas eficientes y ligeras han hecho que el grupo que a priori parecía mas pesado gane esta guerra de pesos. Seguro que te acabas de llevar una sorpresa. ¿me equivoco?

Suavidad de cambio

La principal ventaja de la que se habla siempre respecto a lo que al cambio eléctrico se refiere es concretamente la suavidad en el cambio. Está es especialmente apreciable cuando utilizamos la palanca izquierda, para controlar los cambios de platos.

Tanto para subir como para bajar de plato, Shimano, así como Campagnolo y recientemente Sram, la suavidad es indiscutible frente a los cambios mecánicos. La acción del desviador delantero es muy fina y el cambio es instantáneo.

Bien es cierto que cada vez han ido mejorando este aspecto en todos los grupos mecánicos de última generación, sobre todo en las gamas altas de las marcas. Son cambios realmente rápidos en comparación con versiones mas antiguas, pero no lo son tanto como el eléctrico.

Podríamos decir que la más acertada es la casa Shimano, donde con un intuitivo click conseguimos pasar de platos sin saber como nos hemos podido saltar 2 clicks extra de «ajuste». Parece que el cambio nos lee la mente cuando queremos subir o bajar de plato pero que, por arte de magia, aparecen cuando necesitamos mover un pelín el desviador para evitar roces de la cadena.

En cuanto a los cambios de coronas, poco tienen que envidiar los mecánicos. Las actualizaciones siempre han sido buenos aliados de la suavidad y precisión del cambio trasero y prácticamente no hay diferencia en cuanto a rapidez. Las caídas de cadena suenan tanto en unos como en otros, y las subidas de corona son casi inapreciables.

Diferencia de precio

Los grupos electrónicos son mucho más caros que los normales. En la actualidad podemos hablar entre 600 a 2000 € según la marca y el modelo.

Cuando una bicicleta tiene montada con el grupo electrónico nos podemos ahorrar algo que si lo compráramos aparte. Pero aún así la diferencia sigue siendo muy grande.

Los repuestos entre un grupo y otro, también son mucho más caros en el caso de los eléctricos. Lo único que podría ser más barato que en los grupos de Serga serían los cableados, pero estos apenas se deterioran con el paso del tiempo.

Problemas para encontrar repuestos

Aunque podríamos pensar que, como se están imponiendo los grupos electrónicos, podríamos quedarnos sin repuestos en los grupos no electrónicos no es cierto. Al menos en la actualidad no tendremos ningún problema para encontrar repuestos tanto de grupos electrónicos como grupos de sierga.

Por el momento todos los grupos de alta gama incluyen una gama electrónica y una gama convencional.

Mantenimiento

El mantenimiento entre los grupos electrónicos y los normales es prácticamente el mismo. La limpieza de los componentes principales (cambio, desviador y manetas) es igual para todos ellos.

La principal diferencia que nos podemos encontrar entre unos y otros son la presencia de siergas en el caso de los normales, las cuales debemos mantener limpias las engrasadas y cables en el caso de los electrónicos, los cuáles no requieren ningún tipo de mantenimiento.

El resto de piezas que componen un grupo el mantenimiento es el mismo al compartir el mismo funcionamiento y mismas piezas: Coronas, platos, cadena,…

Pros y Contras

Destaquemos las virtudes y contras que tiene el cambio electrónico frente a los grupos normales.

Pros

  • El cambio es más suave y no tendrás ningún problema a la hora de realizar cambios con guantes gruesos invierno.
  • La cadena de piezas de desgaste sufren menos al estar perfectamente sincronizados los cambios.
    Los cambios son más silenciosos.
  • La subida y bajada de platos es mucho más precisa, silenciosa y rápida.
  • Aunque pudiera parecer que está virtud pudiera ser más bien de un grupo clásico el peso es mejor en los grupos electrónicos que en los normales. Al menos en el caso de Shimano.

Contras

  • Los grupos electrónicos son mucho más caros.
  • En caso de que se nos dé sincronice el cambio no lo podremos equilibrar en casa. Que ser una tienda especializada la que se encargue de su calibrado.
  • El hecho de depender de una batería para su correcto funcionamiento, puede ser un problema para despistados. O bien que en un momento puntual no nos habíamos acordado de cargar la batería.
    Evidentemente para viajar no nos podremos dejar el cargador en casa.
  • La sustitución de una de las piezas es mucho más cara en el caso de los cambios eléctricos.
  • No todos los cuadros de bicicleta están preparados para albergar los cables eléctricos ocultos. Esto puede ser un gran problema para su instalación. Aunque a día de hoy se piensa siempre en los grupos de este tipo y ya la gran mayoría lo tienen.

Conclusión final

Así como los primeros grupos electrónicos que salieron al mercado no convencían, en los últimos tiempos el salto de cualidad tan grande que han dado, sobre todo en cuestiones de peso y precisión, han contribuido a qué poco a poco se estén comiendo el mercado de los componentes en cuanto a cambios se refiere.

Sí la cartera no es un problema, sin duda el grupo electrónico es mejor que un grupo convencional. Las cualidades que tiene frente a los defectos que le podamos sacar suplen con creces estos.

Podríamos destacar también que en el caso de Shimano el precio no ha sido tan disparatado como en el caso de Campagnolo, donde siempre está muy por encima en cuanto a precios sobre la marca nipona también en otros grupos de la marca.

Resumen
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Opiniones de usuarios
5 based on 1 votes
Marca
Shimano, Campagnolo, Sram
Modelo
Cambio eléctrico
Qué grupo es mejor
10/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.