Saltar al contenido

Los mejores lubricantes para cadenas de bici

La cadena de la bici es la parte móvil que más veces engrasamos a lo largo de la vida de la bicicleta. Pero no siempre se hace de la forma correcta ni con los productos más adecuados.

Mimar la cadena es garantía de fluidez en el cambio y alargar la vida útil de la misma. En el mercado existen muchos productos perfectos para el mantenimiento de la cadena, pero conviene conocerlos y saber cómo usarlos.

Que aceite usar para la cadena de la bici

Si tu opción siempre fué la de engrasar la cadena con aceite, segúramente ya sabrás que cuanto más fina sea esta será mucho mejor. Aunque seguro que has probado de todo. Se decía, y yo sigo pensando lo mismo, que la mejor era el aceite que se utilizaba en el mecanismo de las máquinas de coser. 

Este aceite tiene una densidad muy baja y penetra a la perfección en engranajes delicados y diminutos, por eso es ideal para la cadena, porque penetra a la perfección en el interior de las solapas de los eslabones y luego se retira muy fácilmente, lo que ayuda a tener la cadena muy limpia con un leve mantenimiento.

Yo utilizo una de la casa Zéfal que es muy suave y se limpia muy bien. Además no se ensucia demasiado, siempre y cuando se lleve un correcto mantenimiento claro, que luego te explicaré cual es el mantenimiento de una cadena.

Lubricantes a base de ceras

A parte de los aceites de toda la vida, existen soluciones para lubricar la cadena que dejan de lado líquidos oleosos que impregnan la cadena con el fin de facilitar la transmisión. Los lubricantes con bases de cera tienen diversas ventajas y una de ellas es que la suciedad, al no ser un producto pegajoso como pueden ser la mayoría de líquidos, no se queda adherida al producto y por tanto a la cadena. El polvo es un gran enemigo del desgaste y el mal funcionamiento de una transmisión, por tanto estamos ante algo importante, sobre todo para cadenas de BTT.

Otra particularidad es que, por lo general, estos tipos de lubricantes se limpian muy bien y reducen el mantenimiento de la cadena, al mismo tiempo que alargan la vida útil de la cadena.

Lo que sí es importante es aplicarlos bien y no poner más producto del necesario. Es conveniente seguir las instrucciones del fabricante o utilizar el sentido común si no disponen de ellas. Es tan fácil como poner poco lubricante, dar unas cuantas vueltas a los pedales para esparcirla bien y pasar un trapo por toda la cadena para eliminar el exceso de lubricante.

Lubricantes de bici que no manchan

Qué la cadena esté brillante y negra no es sinónimo de que esté correctamente engrasada. Existen productos que hacen a la perfección su cometido sin necesidad de ser tan sucios como los convencionales que dejan las cadenas negras.

Son los mencionados anteriormente, aceites finitos y los que están hechos de cera. Pero si el mantenimiento te lo pasas por alto de nada te va a servir tener el mejor lubricante del mundo, a la larga tu cadena estará hecha una mierda si no la cuidas.

Por qué se pone negra la cadena de la bici

La cadena es un conjunto de piezas de metal que están en constante rozamiento, esto hace que exista un deslizamiento entre las piezas que genera fricción y desgaste. El lubricante hace que este desgaste no sea tan grande, pero no lo evita al 100%. Ese color negro es debido a las partículas que se van desprendiendo del propio material del que está hecha la cadena y otras impurezas que se adhieren del entorno. Que el aceite de la cadena se ponga negra es sinónimo también de que está limpiando la propia cadena, ya que si está en el lubricante, no está en la cadena. Por eso es importante renovar constantemente la grasa de la cadena, para que se mantenga lo mas limpia posible y haga su trabajo lo mejor posible.

Pocas cadenas de las bicicletas de los profesionales habrás visto negras, y te aseguro que no es porque utilicen lubricantes especiales. Es mas bien la limpieza tan continuada que llevan y el gran trabajo de mantenimiento de los mecánicos que hay detrás de cada bicicleta.

Todos los lubricantes oleosos se ponen negros, lo que pasa es que algunos es más fácil limpiarlos que otros. Y ten en cuenta también que si no se limpia bien la cadena antes de poner lubricante nuevo el viejo se mezclara con el recién colocado y se ennegrecerá de inmediato.

Cómo lubricar la cadena de la bicicleta

Puede parecer obvio para algunos, pero esto no está tan claro para la gran mayoría. Antes de engrasar una cadena lo que tiene que estar es impecable, limpia, reluciente,.. ¿Por qué? Porque si engrasamos una cadena sucia es probable que le quitemos ese ruidillo que ha empezado a hacer, pero también puede ser (y es) que ese aceite que le acabas de poner ayude a que el polvo y otras partículas que había en la cadena ahora viajen más a gusto en tu cadena y la devoren poco a poco como si de una lija se trataran.

Para lubricar correctamente. 

  1. Limpiar la cadena, las coronas y platos y secar todo el conjunto. 
  2. Después echaremos el lubricante que hayamos elegido sobre la cadena o un trapo para ayudarnos a que se reparta de forma más uniforme. 
  3. Luego la terminaremos de esparcir moviendo los pedales o simplemente dándonos una pequeña vuelta con la bici. Procuraremos que la cadena pase por todos los piñones y platos para que se quede toda la transmisión lubricada. 
  4. Una vez hecho esto, pasaremos un trapo por la cadena para eliminar el exceso de lubricante. El lubricante superfluo, el que queda a la vista, no es necesario ni sirve para que los cambios mejoren en su rendimiento, sólo el que queda por dentro de las uniones de cada eslabón y por dentro de las pletinas de los mismos es el que ayudará a que la fluidez de la cadena sea silenciosa y eficaz.

¿Cada cuanto tiempo se lubrica la cadena?

Pasar un trapo, eliminar la suciedad mas grande y echar un pelín de lubricante habría que hacerlo en cada salida. Y si la salida ha sido larga y por terrenos sucios habría que hacer un lubricado en condiciones. Cuantas mas veces se limpie la cadena y se lubrique adecuadamente, menos costará limpiarla y su funcionamiento será perfecto.

¿Como elegir el mejor lubricante para cadenas?

Como decíamos antes, los lubricantes de baja densidad son los que mejor nos van a funcionar en la cadena, los de alta densidad están destinados a otro tipo de zonas de la bicicleta en las que las temperaturas de trabajo, resistencia y fricción son totalmente diferentes. Por ejemplo en unos cojinetes de unas ruedas nunca podríamos poner un aceite de baja densidad porque están sometidas a una mayor presión y velocidad, por tanto la fricción y el desempeño del lubricante en esta zona es muy distinto al de una cadena.

Las cadenas soportan una gran tensión, pero no sus partes móviles, sino los bulones que las unen y estos están soldados a las pletinas de los eslabones. Las partes móviles de una cadena no tienen una gran carga de energía y además están muy expuestas a la suciedad, por tanto es preciso usar productos que faciliten el mantenimiento ya que las cadenas requieren un cuidado continuado y una limpieza casi diaria.

Cómo limpiar la cadena

Limpiar la cadena es el primer paso antes de engrasar y uno de los procesos más importantes en cualquier tipo de mantenimiento del mundo mundial. Pero como queremos que esta entrada esté centrada en lubricar la cadena, lo dejaremos para otro momento. Dejaremos el link aquí 😉

Lubricantes de cadena
  • 9/10
    Importancia - 9/10
  • 9.8/10
    Incide en el Mantenimiento - 9.8/10
9.4/10
Subscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver comentarios