Saltar al contenido

Tronchacadenas

O te pica la curiosidad o tu ya sabías lo que es un tronchacadenas ¿A que sí? jaja. Es curioso el nombre que recibe esta herramienta, pero lo cierto es que para quienes la hemos utilizado el tronchacadenas es una de esas herramientas sabemos de su gran utilidad pero que no sabemos bien si llevar encima o no, o bien si debe ser una herramienta indispensable en nuestra caja de herramientas o quizá es mejor dejarle esa faena al mecánico.

Bueno, pues para eso estamos. Para aclarar dudas sobre su utilización y sobre que tronchacadenas nos conviene o cuales nos vienen bien para llevar en la bicicleta. Vamos allá…

Que es un tronchacadenas

Tronchacadenas

Un tronchacadenas es una pequeña herramienta que sirve para unir y soltar los eslabones de una cadena de bici. Con ellos podemos cortar y empalmar cadenas para desmontar la cadena de la bici para diversas cosas, ya sea mantenimiento, limpieza o sustitución.

Básicamente funciona mediante una mariposa que se aprieta con la mano que empuja un émbolo que desplazar con muchísima fuerza a la unión (pin) que sujeta los eslabones entre sí. Gracias a este desplazamiento se consiguen liberar las pletinas que forman el eslabón y la podemos quitar de la bicicleta y ponerla.

Es una herramienta para poder cambiar la cadena que no puede faltar en una caja de herramientas ciclista porque su utilidad es de vital importancia. 

Tipos de tronchacadenas

Los tronchacadenas se pueden clasificar en dos tipos principalmente, en los que son para llevar en marcha y los que son más bien para complementar nuestras herramientas de bicicleta en casa. En cuanto a los primeros as de saber que no todos los tronchacadenas «portátiles» (por definirlos de alguna manera) son aptos para todas las cadenas.

Cada tronchacadenas debe ser utilizado para una serie de cadenas en concreto, ya que una cadena que está diseñada para un grupo de 8 velocidades no es igual que uno diseñado para 11 velocidades. 

Tronchacadenas para cadenas Shimano

Shimano es un gigante en el mundo del ciclismo y fruto de ello es que sus productos son los mas extendidos en cuanto a grupos se refiere, por eso tienen un gran número de tipos de cadenas.

Para 12v Shimano (BTT monoplato)

Específicos hasta cadenas de 12 velocidades.

Válido para cadenas Shimano de 8 a 12 velociades. 
VER PRECIO

Válido de 8 a 12 v. Portátil.
VER PRECIO

Para 11v Shimano (BTT y Carretera)

Válidos hasta cadenas de 11 velocidades.

Tronchacadenas marca Shimano para cadenas de hasta 11v.
VER PRECIO

Perfecta para llevar encima. Incluye llave allen de 4, gancho cadena y un eslabón.
VER PRECIO

Tronchacadenas para cadenas Campagnolo

Campagnolo ha tenido un poco mas mala leche con esto de las cadenas, y así como para shímano sólo necesitamos que el bulón que empuja el pin sea estrecho en Campagnolo necesitamos unas herramientas para soltar la cadena muy específicas y, desgraciadamente, caras.

Para 11v Campagnolo

Específicos hasta cadenas de 12 velocidades.

Herramienta específica de Campagnolo para cadenas de 11 velocidades.
VER PRECIO

Para 10v Campagnolo

Válidos hasta cadenas de 11 velocidades.

Herramienta específica de Campagnolo para cadenas de 10 velocidades.
VER PRECIO

Como usar un tronchacadenas

Un tronchacadenas es fácil de usar, pero hay que tener ciertas precauciones para no liarla. Se pueden hacer, principalmente, dos cosas con ellos: montar y desmontar eslabones.

Para desmontar una cadena con intención de volver a montarla, existen dos opciones. De la forma de desmontarla dependerá de si la vamos a montar con un eslabón rápido o bien con un eslabón de la propia cadena.

En el primer caso, con un eslabón rápido, soltaremos el perno por completo. Es decir, retirarlo del todo y que en la hembra y el macho de ambos extremos de la cadena se puedan ver los orificios. Allí montaremos el estabón rápido y listo.

En el segundo caso, el perno debe quedar sujeto a la pletina del lado contrario del eslabón con la misión de que tendrá que volver a entrar hacia la pletina posterior para enganchar el otro extremo de la cadena. Si lo sacamos del todo, es prácticamente imposible volver a meterlo.

Para montarlos, generalmente tendrás en la mano un eslabón que tiene el bulón un poco metido en una de las pletinas del eslabón. En ese caso hay que enganchar el otro extremo de la cadena y empujar el bulón hasta que «enganche» con la otra pletina. También podemos optar a comprar pernos sueltos que disponen de una guía, que se parte una vez metido, que son más fáciles de poner y también la opción recomendada. No es recomendable «reutilizar» un perno, porque una vez sacados no tendrán la misma presión que uno original. Pero para una emergencia no hay problema.

Importante: Una vez que metemos el perno, tanto si es reutilizado como nuevo, tendremos que forzar un poco la cadena como si quisiéramos doblarla. Esto liberará cierta presión en el eslabón que acabamos de poner. De no hacerlo es muy probable que se quede atorado y no pase bien por las ruletas del cambio trasero. También puedes probar a empujarlo un poco con el tronchacadenas como si fueras a soltarlo de nuevo, pero muy poquito, lo justo para quitarle un poquito de presión y que quede liberado.

No obstante, por si no ha quedado clara esta explicación, os ponemos un vídeo de como montar y desmontar una cadena con un tronchacadenas a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.