Saltar al contenido

Pedales con potenciometro

Los pedales con potenciometro son quizá la forma mas discreta de llevar un medidor de potencia en nuestra bicicleta, pero no es la única virtud que tienen. Así que los vamos a analizar un poco en profundidad.

Breve resumen de lo que es un potenciómetro

A estas alturas de la película todos sabemos, por lo menos de oídas, que un potenciómetro sirve para medir los vatios que estamos moviendo en ese momento en la bici. Hay varias formas de medir esta potencia y una de ellas es colocando unos pedales especiales en la bicicleta que servirán para este cometido.

Analizar estos datos están sirviendo en la actualidad para hacer entrenamientos basados en los vatios con los que se obtienen sorprendentes resultados desde el mundo profesional y que poco a poco también se están utilizando en el mundo cicloturista.

En el mercado nos podemos encontrar varias marcas y modelos. Pero antes vamos a resolver algunas dudas que se nos pueden presentar antes de decantarnos por esta opción.

Tipos de pedales con potenciómetro

Diferentes marcas han desarrollado diferentes formas de medir la potencia desde los pedales, aunque algunas como Garmin han diseñado varias opciones. Entre todas estas opciones se encuentran bien diferenciadas dos: los integrados y los externos.

Potenciómetro integrado en el pedal.

Los potenciómetros integrados en el pedal no se ven. Aparentemente son un pedal convencional pero en su interior está la maquinaria necesaria para enviar con exactitud todos los datos recogidos a nuestro medidor de potencia. Además algunos modelos, como hemos comentado antes, son capaces de recoger otros interesantes datos además de la potencia, que se podrán utilizar para optimizar mas el rendimiento del ciclista.

Algunas marcas los han pulido mas que otras como es el caso del Garmin Vector 3 frente al Power Tap P1 o el Power Tap P2 que se ven bastante grandotes y pesados.

Pedales con medidor integrado

 

  • Positivo: 
    • Son muy discretos
    • Muy fáciles de instalar.
    • Algunos modelos son increíblemente ligeros
    • Recogen una cantidad de datos brutal y son mas precisos que el resto de pedales que miden potencia.
  • Negativo: 
    • Son mas caros que los que tienen un accesorio extra.
    • Algunos modelos son muy pesados y voluminosos.

Modelos de de este tipo pedales para medir la fuerza:

  • Garmin Vector 3
  • Power Tap P1
  • Power Tap P2
  • Polar Lool Kéo Power
  • Look SRM Exakt

Pedales con medidor de potencia acoplado.

Son los pedales que portan un pequeño accesorio que junto a un pedal especial hacen que se puedan trasmitir los datos y enviarlos al medidor de potencia. Algunos requieren de un pedal especial para poder recoger los datos, pero otros cuentan con un ingenioso sistema y mas económico que por si solos pueden recoger toda la información necesaria para obtener la potencia y monitorizarla.

Pedales con medidor acoplado
  • Positivo: 
    • Son más económicos que los integrados.
    • En general son más ligeros.
  • Negativo: 
    • Algunos modelos sobresalen de la biela y, aunque esto está calculado por los fabricantes y no pegará en el suelo, da la sensación de que en algún momento puede llegar a molestar. Insisto, aunque solo sea una sensación.
    • Otros modelos que se acoplan al eje del pedal, entre este y la biela, hacen que el pedal quede mas lejos de la biela y por tanto se modifique la anchura entre las dos piernas. Esto puede incomodar a algunos ciclistas.

Algunos ejemplos de este tipo de pedales que pueden medir la potencia serían los siguientes:

  • Garmin Vector 2S
  • Garmin Vector 1S
  • Limit
  • Favero Assioma

Pros de los pedales con potenciometro

  • Instalación muy sencilla. En todos los modelos su instalación es tan fácil como montar unos pedales cualquiera. Eso simplifica mucho su sustitución o incluso ponerlos en otra bicicleta cuando en otro tipo de potenciómetros hay que contar con un mecánico profesional. Uno mismo en su casa los puede montar sin ningún problema y sin ser necesaria ninguna herramienta especial.
  • Los pedales interfieren de forma directa en la mecánica del movimiento de la bicicleta y la fuerza que se ejerce sobre ella al pedalear y por ese motivo no es difícil pensar que es una de las formas mas precisas de medir la potencia. Además muchos modelos cuentan con sensores especiales que detectan en que zonas se ejerce mayor o menor fuerza del pedal para usarlos posteriormente en cuestiones como las medidas correctas de la bicicleta o la posición idónea para pedalear.
  • Los fabricantes se han esmerado de que sean cada vez mas discretos y ligeros para que queden integrados a la perfección en la bicicleta.
  • Otra de las ventajas que presentan es que no interfieren en absoluto en la aerodinámica de la bicicleta ni tampoco en la estética.
  • Medir la potencia con la que estamos trabajando en ambas piernas es esencial para desarrollar entrenamientos de calidad. Otros sistemas únicamente miden la potencia de una de las piernas y luego hacen una media para establecer de esa forma la potencia de ambas piernas y es un error del que después a la hora de planificar entrenamientos no van a ser del todo exactos.
  • Existen unas soluciones más económicas como la que ha desarrollado la casa Limits. Es un aparato que se adapta al pedal y funciona a las mil maravillas. El problema que le vemos es que se abre un poco el ángulo de pedaleo al quedar el tobillo mas lejos de la biela, pero no deja de ser un método interesante.
  • Una de las grandes virtudes que tienen algunos pedales es que pueden ir mas allá del entrenamiento por vatios. Algunos pedales pueden controlar en que zonas se ejerce mas presión para realizar un estudio del pedaleo como es en el caso de los pedales de la marca Garmin. Con este tipo de pedales se recogen una serie de datos que no es posible con otros tipos de potenciómetros.
  • Gran autonomía de las baterías.

Contras de los pedales con medidor de potencia

  • A pesar de que se está trabajando en ello, algunos modelos son un poco voluminosos y pueden hacer que estén mas cerca del suelo de lo deseado. Por lo que si estamos acostumbrados a poder pedalear con ciertas inclinaciones al tomar curvas puede que debamos tener mas precaución, pues podrían pegar con el suelo.
  • Puestos a pedir, pero como es lógico, son mas pesados que muchos pedales convencionales. Pero es inevitable sumar algo de peso a la bicicleta si queremos tener un potenciómetro.
  • El precio es bastante elevado.

Opinión personal

Sincéramente es la opción por la que yo me decantaría si tuviera necesidad de disponer de un sistema que me mida la potencia con grandes garantías. Además de que te pueden ayudar a obtener otros datos de interés que sean fácilmente sustituibles me da confianza. Saber que no supondrán ningún problema ni freno a la hora de obtener los datos que me interesan es la finalidad que todo potenciómetro debe tener y creo que los pedales lo consiguen con creces, aunque para ello haya que rascarse un poco el bolsillo.

No obstante, también digo que, a pesar de haberlas comentado brevemente, existen opciones económicas que se pueden acoplar al pedal pero que modifican un poco la pedalada. No soy partidario de estos sistemas y si no te lo puedes permitir existen opciones mas interesantes que esas en el mercado para poder obtener los mismos resultados, o muy parecidos. Por eso te dejo un enlace a un tema que ya tocamos en su día y que seguro te interesa: tipos de potenciómetros para bicicleta.

Resumen
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Opiniones de usuarios
3.5 based on 3 votes
Marca
Varias marcas
Modelo
Pedales con potenciometro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.