Soporte para bicicletas. En busca del soporte perfecto

Un soporte para bicicletas sirve para almacenar de forma segura y ordenada nuestra bici en casa ya sea en el garaje, trastero o cualquier otro lugar en el la guardemos.

Para nosotros es muy importante que allá donde vaya a estar no moleste y mucho menos pueda llegar a rayarse o reciba un golpe. Por eso contar con un soporte para bicicletas adecuado hará que esto no ocurra y siempre tengamos la bicicleta en perfecto estado de conservación.

Comparamos los diferentes tipos de soportes que existen en el mercado, ahora tu ya decidirás cual es el que más te conviene. Esperamos ayudarte 😉.

soporte para bicicleta en pared

1 Soporte a pared

Ocupan poco espacio
Muy económico

soporte bici 1

2 Soporte a pared mini

Ocupan poco espacio
Muy simple 

soporte bici 2

3 Soporte a techo

Optimiza el espacio
Sencillamente genial

Tipos de soportes para bicicletas

En el mercado hay infinidad de soportes para bicicleta dependiendo de las necesidades de cada usuario. Hay desde soportes muy sencillos (que a veces ni cumplen bien su función de lo básicos que son) hasta soportes más sofisticados que están realmente bien pensados para ahorrar espacio en un lugar.

Pero principalmente los podríamos diferenciar en varios tipos de forma bastante clara: Soportes para pared, soportes para suelo y soportes para techo.

Soportes de bici pared

Los soportes de bicicleta para pared son muy apropiados cuando el lugar en el que estamos es un poco pequeño. Al estar colgadas de la pared tendremos el suelo libre de obstáculos y por tanto se ahorra gran parte del espacio.

Por lo general son muy sencillos de instalar y no tienen un coste muy elevado como es el caso del Soporte de pared Gli que tiene una forma muy original de colocar la bicicleta en la pared.

A la pared y ahorrando sitio

Ver precio

Con este tipo de soporte de bicicleta para la pared la bicicleta se queda fijada de ambas ruedas y al cuadro. A primera vista ya destaca por su forma peculiar de aparcar la bicicleta y lo robustez de los anclajes.

Como se aprecia claramente en la imagen, el suelo queda libre de obstáculos para poder pasar libremente o para poner algun pequeño mueble que, de tener la bicicleta en el suelo, sería totalmente imposible. Además se pueden poner varias bicicletas y el suelo sigue quedando libre.

Lo mejor, sin duda, es la forma de aprovechar el espacio, un punto muy fuerte de este tipo de soporte. Sirve para todo tipo de bicicletas. Las piezas alojadas en la pared tienen 2 ganchos para poder colgar un casco.

Lo malo es que si la bici es algo pesada quizá no resulte demasiado fácil colocar la bici y puede costar un poco al principio.

Modelo UniversalDisponible en

Fijados en la pared

Ver precio

En primer lugar destacamos el Clug. Esta pequeña pieza pasará totalmente desapercibida en la pared cuando la bicicleta no esté colocada.

Su diseño permite sujetarla firmemente y el material del interior evita rayar la llanta. Es una de las formas más rápidas de colocar la bicicleta que hemos visto.

Llegar y colocar la bicicleta es reálmente sencillo, basta con ponerla sobre la rueda trasera (haciendo un caballito) y hacer “click” sobre la pieza. También se puede dejar de pié (con las dos ruedas en el suelo) y dejarla con la misma rapidez.

Como punto positivo destacamos su originalidad, diseño, facilidad de uso e instalación.

Lo único negativo es que cada rueda necesita un tamaño diferente de soporte, algo que no lo hace demasiado versátil. Es decir, no puedes colocar un BTT y una bici de carretera en el mismo tamaño de soporte.

Varios coloresDisponible en

Soporte de bici para techo

Este tipo de soportes están mas orientados a garajes y almacenes en los que la altura no es problema y donde por norma general las pareces están llenas de estanterías. Su instalación requiere de un poco mas de dificultad, pero la idea hace que se ahorre mucho espacio.

Con sistema de poleas

Ver precio

Silverline ha construido este soporte tan obvio pero a la vez tan útil. Cuando hablamos de “colgar la bicicleta” decimos que la vamos a guardar durante largo tiempo, por eso buscamos un lugar bien escondido, inaccesible y lejos de la vista.

Pero en este caso colgar la bicicleta es algo tan sencillo como cómodo. Dispone de dos ganchos almohadillados que sujetan firmemente la bicicleta. Después tirando de una cuerda, ayudada de dos poleas, subiremos la bicicleta al techo y la dejaremos fijada en cuestión de un minuto. Bajarla es igual de sencillo.

Como punto positivo se gana el premio a la mejor en relación calidad/precio de la comparativa. Además de ser un elemento indispensable para trasteros o garajes pequeños, ya que al estar en el techo la bicicleta no molesta lo más mínimo. Es apta para cualquier bicicleta de hasta 20 Kg de peso.

La única pega que le vemos es que se precisa de una buena instalación. Pero superado este pequeño punto, es un soporte realmente interesante.

Modelo ElGrecoDeltaCycleDisponible en

Soportes de bicicleta para suelo

Los soportes de suelo son aptos cuando disponemos de sitio para guardar nuestras bicis. Son muy cómodos y algunos, como el que os vamos a mostrar a continuación, muy ingeniosos y robustos.

Soporte de suelo automático

Ver precio

Este soporte es una autentica pasada. Simplemente con deslizar la rueda de la bici sobre la parte inferior del soporte se queda la bicicleta firmemente sujetada.

Esto es gracias a un bastidor automático que se ajusta al empujar la rueda sobre el brazo superior, que la deja sujetada para que no se caiga la bici de lado. Es válido para todo tipo de bicicletas y tiene un precio muy ajustado.

Destaca su forma peculiar de sujetar la bicicleta y el material del que está construido. Muy buena calidad para su precio contenido.

Soporte LixadaDisponible en

Soportes de bici de taller

Los denominados soportes de taller para bicis son los que se utilizan para realizar reparaciones y mantenimientos de la bicicleta. Aunque pueden servir para almacenar y guardar nuestra bici no son los mas apropiados ya que muchos modelos tienen patas muy grandes que no resultan cómodos para ese cometido.

Con un soporte de bicicletas de tipo taller podemos realizar labores de mantenimiento tales como cambiar ruedas sin que ninguna parte de la bicicleta tome contacto con el suelo, regular los cambios (ya que se pueden mover libremente los pedales en ellos), cambiar horquillas, etc… Incluso limpiar la bicicleta.

Son muy aconsejables para reparar la bicicleta porque se puede regular la altura a la que colocar la bici, eso ayuda a ponerla a una altura de trabajo cómoda. Algunos incluso te permiten girar la bicicleta como mejor te venga para la operación de mantenimiento que estás realizando en ese momento.

Soporte de bici taller plegable

Ver precio

Ver mas Soportes taller para bicicleta

Este tipo de soportes para reparar la bicicleta son muy útiles ya que, como puedes ver, son plegables y ocupan muy poco espacio cuando no se necesitan.

Además cuenta con sólo 2 patas delanteras, lo que hace que se pueda poner en muchos lugares sin que la estabilidad del soporte con la bicicleta encima se vea afectada. Esto se consigue gracias a que el peso recae sobre estas dos sujeciones y es imposible que se venza hacia atrás.

También dispone de una pequeña bandeja para colocar las herramientas que estamos utilizando en ese momento para tenerlas siempre a mano. Es un muy buen soporte que además tiene un precio muy competitivo.

Lo mejor es el material del que está construido que es aluminio y las sujeciones que tiene fabricadas en resina resistente. El echo de que se pueda plegar tanto le da un uso muy versátil, y es apto para quienes no disponen de un garaje en el que pueda estar todo el día montado o para quienes no lo necesiten tener siempre instalado.

Soporte LixadaDisponible en

En qué fijarme para comprar un soporte de bici

Al comprar un soporte para bici, lo primero que tenemos que saber y tener claro es donde ubicaremos la bicicleta. Sabiendo eso tendremos que tomar las medidas que necesitemos para saber si en ese sitio es realmente viable colocar la bicicleta en la posición que quedará una vez colocada en el soporte.

Ayúdate con algún amigo a que te la coloque en el sitio sujetándola con la mano y observa el espacio que queda alrededor. Si ese lugar te convence es momento de pensar que soporte se ajusta a tus necesidades.

Recuerda que los soportes se quedan ahí cuando la bicicleta no está, por tanto no elijas un lugar al azar porque luego puede causar alguna lesión, ya sea por algún encanchón o golpe por no ver bien donde se encuentra.

SI colocas un soporte de pared, mira que tu bicicleta no pese demasiado. No todas las paredes van a soportar el peso de la bicicleta (ya que hacen cierta palanca) y no siempre será fácil colocar la bicicleta allí, sobre todo si son algo pesadas, como ya hemos comentado antes.