Saltar al contenido

La mejor mini bomba para bicicleta 2019

Después de arrastrar durante años los casi 170 gramos de mi actual bomba me he decidido a adquirir una mini bomba que cumpla lo mas fiel posible su cometido: hinchar una rueda en caso de emergencia.

Siento defraudar a mis compañeros de salidas, pero seré uno más del montón de aquellos que portan la última expresión, en cuanto a bombas se refiere, y portaré una ligerilla como un pajarito. 😀 ¿Por qué digo esto? Por que siempre me la piden para inflar la rueda en caso de pinchazo. Como la mía es grande y de doble pistón, pues va de lujo. Pero claro.. Ellos van con sus súper bombas pequeñas por no llevar peso y no puede ser, no puede ser…

Así que he decidido comprar la mejor mini bomba del mercado con dos claros objetivos: que sea lo mas ligera posible y que hinche lo máximo posible. ¿Apetecible? Vamos en busca de la bomba perfecta.

En busca de la bomba perfecta

Las bombas llevan en su interior una especie de pistón que empuja un émbolo sellado que empuja, en cada movimiento, una determinada cantidad de aire. De esa forma se consigue empujar una cantidad de aire que ayudará a hinchar la rueda. ¿Si? Sabiendo esto, no es difícil descubrir que a menor tamaño de bomba, menor tamaño de pistón y en consecuencia menor cantidad de aire en cada movimiento. Dicho lo cual, a menor tamaño de bomba, menor capacidad de hinchado.

Dejando claro la idea principal de como funciona una bomba, no nos va a quedar mas remedio que prescindir de unas ventajas cuando queremos obtener otras. Si queremos una gran ligereza tenemos que dejar de lado una gran capacidad de inflado y viceversa: a mayor capacidad de hinchado menor ligereza.

Con esto ya casi somos unos expertos en bombas para bicicletas :). Pero la tecnología ha ido más allá y por esa razón podemos encontrar a la venta un gran abanico de bombas que nos permitan poner en una balanza todas las cualidades que queremos, o podemos permitirnos el lujo, de dejar de lado y centrarnos en un equilibrio de estas características que nos cuadren.

¿Que buscamos de una bomba?

Por un lado tenemos que saber qué es lo que le pedimos a nuestra bomba. Yo entiendo que una bomba portátil es principalmente para salir de un apuro o una emergencia, tal como un pinchazo. No pretendamos hinchar una bici con una presión perfecta cuando nos hemos quedado tirados en la carretera. Nos interesa salir del paso con garantías suficientes como para llegar con total seguridad a casa. Por eso yo personalmente quiero deshacerme de mi antigua bomba. Por que es demasiado grande para usarla 3 o 4 veces al año (Como mucho)

  1. Transportarla bien en cada salida. Evidentemente siempre será más fácil llevar una bomba pequeña que una grande. Su tamaño nos permite guardarla mejor y que a su vez sea más discreta.
  2. El peso. Si en cualquier componente de la bicicleta el peso es importante en la bomba lo es de igual forma. La llevamos siempre con nosotros y esos gramos de más o de menos que llevaremos encima nos perjudican, o benefician, de la misma forma que lo haría otro componente de nuestra burra.
  3. Que sea discreta. No nos engañemos, el postureo está de moda y llevar una bomba a la vista no queda «pro». Hay que llevar bomba si, pero con discreción :D. Me vienen unos recuerdos a la mente de aquellas bombas que se enganchaban a unas puntas que iban soldadas en el cuadro que… madre mía que pedazo de bombas. Y encima no hinchaban una mierda xD
  4. Y lo mas importante, que nos saque de un apuro. No se me había olvidado eh.. Salir del paso es lo mas importante. Que tenga suficiente calidad como para que sea capaz de meterle la presión suficiente a nuestra rueda para llegar hasta casa es lo más importante que se le puede pedir a una bomba. No te conformes con menos.

Como transportar una mini bomba

Muchos piensan que la simplicidad radica en ir con la bicicleta lo mas «limpia» de aparatejos posible. Resulta que los mismos que piensan eso transportan la bomba en el bolsillo del maillot, una forma un poco rara de simplificar.. Por pequeña que sea, ante una caída puede ser un problema añadido ya que te la puedes clavar en la espalda o cuanto menos incrementar la magulladura.

La mejor forma de transportarla es utilizando el soporte que va en el botellín, un portaherramientas tipo bidón o la bolsa de las herramientas de toda la vida. Si lo tuyo es la simplicidad y quieres que la bomba no se vea y ser lo mas discreto posible, opta por llevarla en un porta herramientas de bidón. Olvídate de los bolsillos del maillot (Y que sepas que eso no queda nada «PRO»)

Las mejores mini bombas del mercado

Dando muchas vueltas he llegado a estas conclusiones. Por diversas cosas, que destaco en cada modelo, he realizado esta selección basándome en las opiniones de mis compañeros y mi experiencia propia. ¿Sabréis decir con cual me quedé yo?

Minibomba Blackburn Airstik SL

Con tan solo 59 gramos de peso parece impensable que, incluso el fabricante, se arriesgue a garantizar que esta bomba puede llegar a los 160 PSI (11 Bares) de presión. Con bastante menos me conformaría yo.

Próximamente le realizaremos una prueba en Comparativa.eu. Dejaremos el enlace por aquí.

  • Mide 158 mm. Un tamaño perfecto para guardarla en el porta herramientas o incluso en la bolsa de sillín.
  • Pesa 59 gr. Un peso muy lejano a las bombas convencionales
  • Cuerpo de aluminio. Garantiza una larga vida. De echo, la marca ofrece una garantía de por vida en este producto.
  • Tipo de válvula fina explusivamente. Esta bomba dispone de dos modelos diferentes: para MTB y para carretera. El modelo SL es para carretera y por eso únicamente sirve para válvulas finas.
  Puedes comprar la bomba Blackburn Airtik SL en:
Ver precio
Ver precio
Ver precio

Minibomba LifeLine Hybrid

Sin duda una gran idea la que tuvieron los chicos de LifeLine al crear una bomba manual con un dispositivo de CO2 incorporado.

  • Mide 118 mm. Un tamaño muy ajustado para guardarla prácticamente donde quieras.
  • Pesa 64 gr. Un peso pluma teniendo en cuenta que son dos bombas en una.
  • Cuerpo de aluminio. Garantiza una larga vida.
  • Tipo de válvula fina y gorda. El cabezal permite el uso en BTT y Carretera.

La experiencia con esta bomba.

Salir de un apuro cuando nos hemos quedado sin bombonas de CO2 es lo que les preocupa a la gran mayoría de ciclistas que se aventuran a tener una bomba de CO2 y por eso esta bomba es una buena elección. Pero no esperes grandes maravillas cuando tengas que usar la bomba manual, porque te costará bastante esfuerzo meter 4 bar a la rueda. Aún así podemos decir que cumple con su cometido de no dejarte tirado. Pero, siempre que puedas, lleva contigo una bombona de CO2 si quieres tener una buena presión.

Eso si, para poner un poquito de aire para meter la cámara y ajustar sin tener que desprecintar la bombonita de CO2 va de lujo. Con ello te aseguras que todo el contenido del aire es para meter presión.

  Puedes comprar la bomba LifeLine Hybrid:
Ver precio
Ver precio

¿Y tú cual utilizas? Comenta 👇

Resumen
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Opiniones de usuarios
5 based on 3 votes
Marca
Mini bombas
Modelo
Carretera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.